Marco lógico para interpretar patrones de ocurrencia de mamíferos silvestres mediante fototrampeo

    Este marco supone un avance en el desarrollo de herramientas analíticas y conceptuales para identificar los factores que afectan a las poblaciones de mamíferos silvestres, lo que permitirá desarrollar y dirigir estrategias de gestión y conservación más eficientes.


    Las interacciones ecológicas que se producen entre distintas especies de mamíferos silvestres son difíciles de observar directamente, por lo que suelen inferirse a partir de los datos de co-ocurrencia. Sin embargo, la interpretación directa de los patrones de co-ocurrencia es complicada, puesto que éstos pueden ser el resultado de diferentes procesos, como por ejemplo, la selección de hábitat.

    Una investigación liderada por el Posgrado Instituto de Ecología (México) junto con otras entidades científicas mexicanas y en colaboración con el Grupo de Investigación en Gestión de Recursos Cinegéticos y Fauna Silvestre del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC – CSIC, UCLM, JCCM), ha utilizado un marco lógico junto con modelos de ocupación multi?especie para distinguir qué proceso o interacción de procesos da lugar a los patrones de co-ocurrencia. También ha utilizado estimaciones de densidad de kernel temporal para explorar el solapamiento de los patrones de actividad diarios, y el conocimiento ecológico de las especies objeto de estudio como complemento para explicar los procesos que generan los patrones de co-ocurrencia.

    Como modelo de estudio se seleccionó el sistema generado por el lince rojo (Lynx rufus), el zorro gris (Urocyon cinereoargenteus) y el conejo (Sylvilagus floridanus) en un hábitat tropical seco en la Reserva de la Biosfera Tehuacán, Cuicatlán, México. El lince rojo y el zorro gris son los mamíferos carnívoros más comunes en el área de estudio, mientras que el conejo es el herbívoro más abundante. Por otro lado, estas tres especies son bastante bien conocidas, disponiéndose de bastante información sobre su historia natural a lo largo de su rango de distribución. Por ello, fueron ideales para la aplicación de la metodología propuesta.

     

    Para probar este marco lógico, los investigadores han utilizado tres especies de mamíferos, el lince rojo, el zorro gris y el conejo, y los datos fueron recolectados a través de 67 estaciones de cámaras trampa que operaron de febrero a agosto de 2018.

    El modelo mejor ajustado describió la interacción espacial entre el zorro gris y el lince rojo con el conejo. En ambos casos, la probabilidad de ocupación de las especies depredadoras (el zorro y el lince) fue mayor en presencia de su presa (el conejo). Además, las tres especies presentaron solapamiento en sus patrones de actividad.

    Basándonos en el conocimiento de la ecología de las especies y en los resultados obtenidos, los autores del estudio han identificado que las interacciones tróficas fueron el principal proceso que explica los patrones de co-ocurrencia de estas especies. El marco lógico testado resalta que es posible discernir entre los procesos que influyen en los patrones de co-ocurrencia para especies con roles ecológicos definidos, como es el caso del sistema de estudio investigado como modelo.

     

    Representación gráfica del marco lógico para la interpretación de patrones de co-ocurrencia mediante fototrampeo.

    La importancia del uso futuro de este marco reside en que estudios donde se usen datos de co-ocurrencia tengan una herramienta que permita interpretar adecuadamente las interacciones que puedan surgir entre especies invasoras, cinegéticas o vulnerables con su ambiente y con las demás especies. Por otro lado, este trabajo supone un avance en las herramientas analíticas y conceptuales que permitan identificar qué factores afectan a las poblaciones de dichas especies, por lo que permitirá desarrollar y dirigir estrategias de gestión y conservación más eficientes.

    Puedes consultar la publicación científica de este trabajo de investigación en: