El IREC lidera un contrato europeo para la gestión cinegética adaptativa de la tórtola europea

    El contrato será desarrollado por un consorcio de entidades francesas, portuguesas y españolas y abordará la sostenibilidad de la caza de la tórtola europea a nivel comunitario para garantizar su viabilidad poblacional a largo plazo.


    Evidencias científicas recientes indican que la presión cinegética que se ejerce actualmente sobre la tórtola europea (Streptopelia turtur) en Europa occidental es insostenible. Este nivel excesivo de caza añade un problema adicional al deterioro progresivo de los hábitats de alimentación y reproducción de la especie, causa principal del importante declive poblacional que ha sufrido la especie a lo largo de las últimas décadas, y que ha conducido a su catalogación como “Especie Vulnerable” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). De este modo, es crítico desarrollar estrategias de gestión cinegética adaptativa que, combinadas a la gestión de su hábitat de reproducción, contribuyan a la recuperación de la tórtola y garanticen su viabilidad poblacional y la sostenibilidad de su caza a largo plazo.

    IREC_Sostenibilidad_Caza_Tortola europea_IREC

    La caza excesiva y el deterioro de los hábitats de alimentación y reproducción de la tórtola europea han supuesto el declive poblacional de la especie y su catalogación como “Especie Vulnerable” por la UICN.

    Este será el eje central del contrato europeo que se le acaba de conceder a un consorcio de entidades francesas, portuguesas y españolas liderado por investigadores del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC – CSIC, UCLM, JCCM), y en el que participan la Office National de la Chasse et la Faune Sauvage (ONCFS), el Instituto Superior de Agronomia (ISA) de la Universidade de Lisboa, la empresa Asesores Técnicos de Medio Ambiente, S. L. (ATECMA), la Fundación Artemisan, el Centre Tecnològic i Forestal de Catalunya (CTFC) y la Universitat de Lleida.

    El contrato, que tendrá una duración de 15 meses, pretende desarrollar e implementar un mecanismo de gestión adaptativa de las capturas de tórtola que garantice la sostenibilidad de su caza en toda la Unión Europea y que facilite el proceso de toma de decisiones para lograr este objetivo en cada uno de los países miembros implicados.

    El mecanismo de gestión incluirá el planteamiento de propuestas que reconozcan y recompensen los esfuerzos de los cazadores en la implementación de medidas de gestión de los hábitats que favorezcan la alimentación y la cría de la tórtola

    Entre las acciones que se van a realizar en el marco del presente contrato europeo destacan la organización de procesos consultivos a través de cuatro workshops internacionales y una revisión de las acciones de gestión que los cazadores de los distintos países realizan en los hábitats de la especie para favorecer su estatus poblacional. Ambas acciones servirán como referencia para discutir sobre los mecanismos más adecuados para integrar el manejo de los hábitats de la especie con la gestión de sus capturas.

    Asimismo, en el marco de este contrato se diseñará un modus operandi para una gestión adaptativa de la caza de la tórtola europea. Esto incluirá una parte técnica, incluyendo el desarrollo de un modelo poblacional que permita el cálculo del impacto de variaciones en las capturas sobre las poblaciones, la elaboración de recomendaciones sobre métodos eficientes para evaluar de forma continua la información necesaria para el modelo, como el tamaño poblacional o las capturas, y la evaluación de los mejores mecanismos de regulación para conseguir los objetivos de la gestión (limitación del número de días hábiles de caza, de cazadores o de capturas diarias, etc.); y otra institucional, que incluirá la determinación de mecanismos eficientes de decisión entre todas las partes implicadas y la definición de los criterios de evaluación para la consecución de los objetivos y para establecer las posibles consecuencias de su no consecución.

    El presente contrato significa la posibilidad de abordar la sostenibilidad de la caza de la tórtola europea a nivel comunitario, lo que supone una oportunidad única para que las autoridades públicas competentes hagan un esfuerzo por invertir, durante los próximos cinco años, en el manejo de los hábitats de la especie para asegurar la viabilidad de sus poblaciones.