Primeros avances en un método para reducir la depredación por zorro y lobo mediante aversión condicionada asociada al olor

Este es el primer trabajo que investigadores del IREC publican sobre el proyecto RECODEP, que ha estado orientado a desarrollar un método no letal para reducir la depredación sobre especies cinegéticas, ganado u otras especies en las que, por motivos de conservación, se quiera gestionar esta causa de mortalidad.

En todo el mundo, los depredadores y los humanos están en conflicto por recursos como las especies de caza o el ganado, especialmente en el caso de los cánidos salvajes. Un método no letal para reducir la depredación es la aversión condicionada a los alimentos, en la cual los animales aprenden a evitar un alimento debido a los efectos adversos producidos después de su ingestión a causa de la adición de un compuesto químico no detectable por el depredador. La aversión condicionada se puede mejorar agregando una señal de olor artificial, en un proceso conocido como aversión condicionada al olor potenciada por el sabor. En este estudio hemos ensayado la aversión condicionada con o sin potenciación con olor con tres grupos experimentales de perros. El diseño experimental se realizó en tres fases: pre-condicionamiento (alimento sin tratar), condicionamiento (alimento tratado sustancia química) y post-condicionamiento (alimento sin tratar). La comida se ofreció con una combinación de levamisol microencapsulado + olor a vainilla (grupo ODO), levamisol microencapsulado (grupo LEV) o comida simple como control. Los objetivos fueron (a) probar si los perros detectaban el levamisol microencapsulado, (b) analizar la fuerza y el tiempo de extinción de la aversión condicionada inducida por el levamisol microencapsulado y (c) analizar la fuerza y el tiempo de extinción de la aversión potenciada por el olor. Se realizaron pruebas de selección entre dos alimentos (uno de ellos al que se pretende inducir la aversión) durante 11 meses posteriores al condicionamiento. En la primera prueba posterior al condicionamiento, los grupos ODO y LEV comieron significativamente menor cantidad de alimento sometido al condicionamiento que el grupo de control, aumentando posteriormente el consumo de alimento en el grupo LEV. Tres de los cuatro perros en el grupo de ODO mostraron una aversión condicionada de larga duración hasta los 11 meses de haber recibido la sustancia condicionante. Estos resultados muestran que la aversión condicionada al olor potenciada por sabor podría usarse en cánidos salvajes para reducir conflictos como el generado por la depredación de ciertas presas cinegéticas y ganado por parte de zorros o lobos.

Referencia

Tobajas, J., Gómez-Ramírez, P., María-Mojica, P., Navas, I., García-Fernández, A.J., Ferreras, P., Mateo, R. Conditioned food aversion mediated by odour cue and microencapsulated levamisole to avoid predation by canids. European Journal of Wildlife Research 65:32. https://doi.org/10.1007/s10344-019-1271-9

Texto completo disponible en: https://rdcu.be/buskR

Compartir