Defensa de la Tesis Doctoral titulada: “AVERSIÓN CONDICIONADA COMO HERRAMIENTA PARA REDUCIR LA DEPREDACIÓN POR CÁNIDOS SILVESTRES”

    Cuando:
    04/10/2019 a las 10:30
    2019-10-04T10:30:00+02:00
    2019-10-04T10:45:00+02:00
    Donde:
    Salón de Actos del IREC

    Cuando: 04/10/2019 a las 11:30

    Dónde: Salón de Actos del IREC

    Contacto: Jorge Tobajas González (jtobajas47@gmail.com).

    Título tesis: “AVERSIÓN CONDICIONADA COMO HERRAMIENTA PARA REDUCIR LA DEPREDACIÓN POR CÁNIDOS SILVEESTRES”

    Resumen:

    Uno de los principales conflictos entre humanos y carnívoros silvestres resulta de la depredación sobre ganado y especies cinegéticas. Como consecuencia, muchas poblaciones de carnívoros se ven sometidas a control mediante distintos métodos, incluyendo algunos ilegales y nada selectivos como el veneno. Este planteamiento no es sostenible y tiene poca aceptación por varios sectores de la sociedad, por lo que sería recomendable desarrollar nuevas herramientas encaminadas al control de la depredación. Una herramienta para evitar el uso de estos métodos y reducir la depredación es la aversión condicionada al sabor (AC). Esta técnica trata de inducir aversión a un alimento o presa mediante una substancia química que produce malestar al

    depredador poco tiempo después de su ingestión, evitando consumir dicho alimento en posteriores encuentros. El objetivo general de esta Tesis Doctoral es desarrollar la AC como herramienta para reducir la depredación por cánidos silvestres, mejorando la efectividad y la seguridad de las sustancias a utilizar, desarrollando métodos para su uso en la naturaleza, y evaluando su efecto sobre las poblaciones de presas a proteger.

    En una primera fase he realizado una revisión bibliográfica de las sustancias previamente utilizadas y de otra serie de sustancias candidatas que cumplen una serie de características para ser utilizadas en experimentos de AC. Estas características son: efecto tóxico, margen de seguridad, tiempo en hacer efecto, accesibilidad y detectabilidad. Tras la revisión bibliográfica se seleccionar las cinco sustancias (levamisol, tiram, fluconazol, fluralaner y tiabendazol) con el margen de seguridad toxicológica más alto para probarlas como agente aversivo con perros en cautividad y evaluar su capacidad para generar AC y su efecto sobre la salud de los perros. Los resultados mostraron que tres sustancias produjeron AC (tiabendazole, levamisol y tiram), de las cuales se seleccionaron dos (levamisol y tiram) para una segunda prueba experimental en cautividad con 12 perros, divididos en tres grupos experimentales (aversivo, aversivo+olor artificial, control). Los resultados de la prueba con levamisol muestran una reducción inicial del consumo de alimento debido a la adquisición de AC, que se mantuvo estable tras 11 meses en el grupo “levamisol + señal de olor”, extinguiéndose progresivamente en el grupo sin olor, debido a la capacidad de los perros de detectar las trazas de olor y sabor del levamisol, a pesar de que había sido microencapsulado. El experimento mostró que la AC generada por el tiram sin el olor se prolongó más tiempo (tres meses) que con el olor (dos meses). Además mostró que, contrariamente al levamisol, el tiram es indetectable por los perros. Los análisis de hematología y parámetros bioquímicos sanguíneos realizados durante los experimentos en cautividad indican que ningún perro vio afectada su salud como consecuencia de la administración de las sustancias.

    En las últimas décadas, las poblaciones de las dos principales especies de caza menor de la Península Ibérica, el conejo de monte (Oryctolagus cuniculus) y la perdiz roja (Alectoris rufa), se han reducido de forma generalizada. Para mejorar estas poblaciones, el control de depredadores y las translocaciones son unas de las herramientas de gestión cinegética más empleadas. La aversión condicionada (AC) permite reducir el consumo de un alimento, y por tanto la depredación sobre una presa, mediante la adición de una sustancia química que provoca malestar (vómitos) en el consumidor. Éste evitará el consumo del alimento en posteriores encuentros, incluso en ausencia de la sustancia que generó el malestar. Hemos ensayado experimentalmente la aplicación de la AC en zorros (Vulpes vulpes) para: 1) Reducir la depredación sobre nidos de perdiz, y ver el efecto de esta reducción sobre la productividad y la densidad de perdices salvajes. 2) Reducir la depredación inicial sobre el conejo en las translocaciones, mejorando su supervivencia y consiguiendo una mejora de las poblaciones receptoras tras la translocación. El tratamiento de AC redujo la depredación de nidos artificiales, aumentando la productividad y la densidad de perdiz, comparadas con las zonas control. Por otro lado, la AC redujo la depredación sobre el conejo, mejorando su supervivencia en los primeros días tras la translocación, aumentando significativamente la ocupación de los vivares de suelta, y cambiando positivamente la tendencia poblacional. La abundancia de conejo se triplicó en la zona tratamiento mientras en la zona control aumentó ligeramente. Estos resultados indican que la AC puede ser una herramienta no letal para reducir la depredación por cánidos salvajes, con clara aplicación en la gestión de recursos cinegéticos.

    En la última fase, y como paso previo al posible uso de la AC en lobos salvajes, realizamos un experimento con lobos en cautividad utilizando el levamisol más una señal de olor (vainilla). Durante cuatro semanas (pre-condicionamiento) se dio de comer cebos de muflón a un grupo de cinco lobos. Tras esta fase se condicionó a los lobos en un solo día (condicionamiento) ofreciéndoles los cebos con la sustancia y el olor. Tras ese día, semanalmente se les ofreció el cebo sin la sustancia pero con el olor (post-condicionamiento). Antes del condicionamiento los lobos consumieron siempre los cebos de muflón, mientras que tras el condicionamiento dejaron de comer el muflón durante al menos un mes. Dos de los lobos a los que se redujo la concentración de olor volvieron a comer los cebos, mostrando que la señal de olor puede tener un papel importante en el mantenimiento y extinción de la AC. También se ha analizado la posible aplicación de este método para evitar la depredación en el contexto del lobo ibérico.

    Los experimentos realizados demuestran que es posible generar AC en cánidos en condiciones de cautividad y que podría emplearse como una herramienta de gestión cinegética para reducir la depredación sobre nidos de perdiz y sobre el conejo por parte de cánidos salvajes. Además, hemos realizado el primer paso para desarrollar la AC en el control de la depredación del lobo sobre el ganado, con el objetivo de ayudar a mitigar sus daños y mejorar la coexistencia entre el hombre y la fauna silvestre. El empleo de esta técnica puede contribuir a reducir las medidas de control de depredadores y, especialmente, el uso de métodos ilegales de control, como el veneno, que afectan de forma muy importante a especies de carnívoros y aves carroñeras.

    Compartir