Nota sobre casos de mixomatosis en liebres ibéricas

Octubre de 2018

liebre_3215bjEl sector cinegético y en especial los cazadores de liebre vienen alertando a lo largo del verano-otoño sobre casos de mortalidad en liebres ibéricas (Lepus granatensis). Se han analizado liebres procedentes de varias regiones, principalmente Andalucía y Castilla – La Mancha, en distintos laboratorios. El Laboratorio Central Veterinario de Algete, dependiente del Ministerio de Agricultura, confirmó que se trata de casos de mixomatosis, una enfermedad vírica frecuente en el conejo, transmitida por vectores (mosquitos y pulgas). Esta situación plantea varios interrogantes sobre las consecuencias de la mixomatosis para las poblaciones de liebre y sobre la oportunidad de una intervención urgente. Desde el IREC queremos ayudar aportando las siguientes consideraciones:

1.- ¿Cómo afecta la mixomatosis a las poblaciones de liebre?

No lo sabemos. La percepción en algunas sociedades de cazadores es que la mortalidad ha sido elevada, y ciertamente hay cotos concretos en los que el número de liebres muertas recuperadas así lo atestigua. No obstante, también hay cotos donde la mortalidad ha sido sólo esporádica. El fallo del que debemos aprender cazadores, administración y científicos es no disponer de censos periódicos de todas las especies importantes, incluyendo las liebres. De haber contado con censos, podría haberse cuantificado la mortalidad en porcentaje de la población total, y podrían haberse personalizado las vedas voluntarias y medidas de gestión coto por coto. La buena noticia es que con la llegada del frío cabe esperar una menor actividad de los mosquitos que transmiten este virus.

2.- ¿Existen tratamientos o vacunas, y pueden aplicarse de forma eficaz?

No. Han circulado bulos sobre la presunta eficacia de antibióticos y otros medicamentos, administrados mezclándolos con avena. La mixomatosis es una enfermedad vírica, y los antibióticos son antibacterianos. Además de ser ilegal e irresponsable, no existe base científica para justificar el uso de antibióticos frente a mixomatosis en liebres. En cuanto a las vacunas, existen vacunas comerciales que protegen a los conejos frente al virus, y se ha discutido su posible aplicación en liebres aunque se desconoce su eficacia. Pero hay varias barreras que lo impiden. La principal de ellas es que estas vacunas, para ser eficaces, se deben aplicar sobre individuos tranquilos y en buenas condiciones, idealmente desparasitados. Y no se trata de una única inyección, sino de dos vacunaciones separadas por unas tres semanas. Sólo unos días después de la revacunación se alcanzaría una producción de anticuerpos suficiente para resultar protectora. Lograr esto de forma masiva en liebres de campo es improbable y daría lugar a importantes pérdidas por estrés y traumatismos durante las capturas.

3.- ¿Cómo puedo ayudar?

Los cazadores ayudan de varias formas, mediante vigilancia y envío de muestras (liebres y conejos afectados) y mediante vedas voluntarias. El asunto mixomatosis ha demostrado la enorme capacidad del sector cinegético para la alerta temprana ante casos de mortalidad fuera de lo habitual. Además, el sector se ha movilizado inmediatamente para recoger y enviar liebres a los laboratorios, aportando información y muestras muy valiosas para entender el origen, la distribución y las consecuencias de los brotes. En las regiones o comarcas más afectadas incluso se han establecido vedas voluntarias o se han reducido los cupos de caza de liebre. Estas medidas son prudentes y oportunas, y hablan muy bien de la preocupación del cazador por el medio ambiente.

Desde el IREC ofrecemos a cazadores y administraciones toda nuestra capacidad en censos y estimas de abundancia, así como en vigilancia sanitaria y diagnóstico. Debemos aprender la lección y poner a punto sistemas integrados de monitorización de las especies de caza que permitan cuantificar el efecto de cualquier epidemia y aseguren una detección temprana. Agradecemos enormemente las muestras y la información aportadas de forma desinteresada por cazadores, sociedades y asociaciones.

Compartir